¿Cuáles son los riesgos principales de los préstamos bancarios personales?

Los préstamos bancarios son un tipo de operación financiera en la que un prestamista, en este caso un banco, adelanta dinero a un prestatario, que puede ser un particular o una empresa. En estas operaciones financieras también se entiende que se cobrarán intereses sobre los fondos prestados.

Este tipo de préstamo es más arriesgado que otros porque no está garantizado por una hipoteca, como ocurre con otros tipos de préstamos. Por ello, los tipos de interés son bastante elevados.

En este artículo, veremos los riesgos que corren los prestamistas al conceder un préstamo personal, así como las desventajas a las que se enfrenta el prestatario cuando opta por crear un plan de negocio por su cuenta.

Contenido

    ¿Cuáles son los riesgos que está dispuesto a asumir el prestamista?

    ¿Cuáles son los riesgos principales de los préstamos bancarios personales?

    Cuando se trata de riesgos, el prestamista es el que más puede perder porque está poniendo su propio dinero para prestarlo al prestatario. Estos riesgos vienen dados por una serie de variables, la más destacada de las cuales es la perspectiva de pérdida si el prestatario no devuelve el préstamo.

    Por ello, los bancos suelen realizar un examen exhaustivo del patrimonio del prestatario para estimar la probabilidad de que el deudor devuelva su préstamo y, por tanto, la capacidad del banco para cobrarlo.

    Existen varias condiciones para acceder a un préstamo, y aunque se analice previamente, hay sucesos imprevistos que se producen para el prestamista, y a continuación se exponen un par de ellos, antes de que les dejemos los tipos de riesgos que surgen en el riesgo de crédito, como el riesgo de impago y de descenso de la calidad crediticia.

    Quiebra e insolvencia

    Cuando un prestatario no puede devolver su préstamo por insolvencia economica, que se define como la incapacidad de pagar sus deudas a tiempo, se produce el riesgo de impago. A pesar de que el impago se define como la falta de pago de una deuda en el plazo establecido, existen dos tipos de impago: completo e incompleto.

    Mientras que en el impago completo no se ha pagado ninguna deuda y se ha sufrido una pérdida total, una parte de la obligación ya ha sido cancelada, lo que permite recuperar al menos parte del dinero invertido por el banco. El tipo de impago más frecuente es el impago incompleto.

    La posibilidad de una rebaja del crédito

    La agencia de calificación, que es una organización privada que evalúa y aprueba la calidad crediticia de un banco, sufre un inconveniente denominado riesgo de migración o rebaja de categoría. La calidad crediticia de una entidad se define como su capacidad para cumplir sus compromisos en el futuro, y la desventaja de una agencia de calificación es el riesgo de migración o rebaja de categoría.

    ¿Qué riesgos está dispuesto a aceptar el prestatario?

    Cuando pedimos un préstamo, empezamos a contar los días que faltan para devolver el dinero. Por ello, debemos ser específicos sobre nuestras ideas de negocio y lo que pretendemos hacer con los fondos.

    Uno de los riesgos es que perdamos nuestra reputación si no cumplimos con los pagos a tiempo, lo que nos dificultará la obtención de préstamos en el futuro. Un préstamo puede ser muy útil ya que nos permite adquirir dinero e invertirlo en poco tiempo, pero existen riesgos que debemos conocer.

    Debemos ser lo más creativos posible a la hora de establecer un plan de negocio y analizar el préstamo que vamos a pedir. He aquí algunas ideas para ayudarle a disminuir los riesgos asociados a los préstamos personales: Determinar un plazo de devolución aceptable, evitar dejar las cosas para más tarde para evitar el aumento de los intereses, solicitar la cantidad exacta de dinero que se necesita porque cada céntimo cuenta, y estudiar y evaluar opciones de financiación alternativas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Usamos Cookies en la web cancelar