¿Cuál es la definición y características de los créditos comerciales?

¿Cuál es la definición y características de los créditos comerciales?

Hoy vamos a hablar sobre qué son los créditos comerciales y qué significan. Antes de continuar, es importante comprender que los créditos comerciales son una extensión de los pagos que una empresa ofrece a sus clientes. Se trata de una extensión a corto plazo que facilita a los clientes la compra de un producto.

Los créditos comerciales permiten al propietario de una empresa adquirir rápidamente activos para su operación y tener la opción de pagarlos más tarde. Es utilizado principalmente por empresas medianas y pequeñas, ya que no tienen capital suficiente para comprar una gran cantidad de bienes y tienen que pagarlos con parte de sus ganancias.

Si el monto acordado no se paga dentro del plazo estipulado, la empresa proveedora del producto o servicio puede emprender acciones legales contra la empresa que no cancele el monto del crédito comercial. Sabiendo esto, examinaremos las principales características del crédito comercial, sus ventajas y desventajas, y destacaremos y discutiremos cada una de ellas.

Contenido

    ¿Qué diferencia al crédito comercial de otros tipos de financiación?

    Los préstamos comerciales tienen una serie de ventajas, pero nos centraremos en algunas de las más importantes, como la capacidad de diferir los pagos, el hecho de que son una fuente de financiación a corto plazo y la facilidad de adquisición. Así que de eso vamos a hablar.

    Los pagos se pueden aplazar si es necesario.

    La posibilidad de aplazar los pagos sin penalización es una clara ventaja de los préstamos corporativos, a menos que el préstamo no se pague a tiempo, en cuyo caso se aplicarán los intereses de demora.

    Un préstamo por un periodo de tiempo determinado

    Puede tener sentido evitar la subcapitalización al renovar las existencias. Este tipo de financiación a corto plazo aumenta la cantidad de dinero invertido en la empresa. Se sabe que estos préstamos son abusados ​​por las empresas y provocan un desequilibrio financiero debido a su uso repetido.

    No es difícil obtener un préstamo para empresas.

    Como este crédito se deriva de la compraventa de bienes entre empresas, las conversaciones suelen ser sencillas. En general, los proveedores examinan a sus clientes antes de conceder el crédito, lo que permite evaluar el riesgo y evitar un problema posterior.

    ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes del crédito comercial?

    Estos créditos tienen una serie de ventajas, como la facilidad con la que se pueden obtener y poner a disposición de las pequeñas empresas, los bajos tipos de interés que permiten una mayor flexibilidad financiera y la posibilidad de pagar los costes mientras se comercializa el producto. Sin embargo, tiene la desventaja de que no es recomendable para las empresas que ya están endeudadas porque se suma a la deuda actual, lo que es perjudicial.

    En relación con el punto anterior, es fundamental pagar estos créditos a tiempo, porque de lo contrario, se puede conceder una prórroga de pago, pero con intereses, que si bien no son excesivos, harían imposible completar el pago final. Y eso fue sólo para destacar algunas ventajas y desventajas; ahora aclararemos y discutiremos las ventajas y desventajas de los préstamos comerciales.

    Los créditos comerciales tienen numerosas ventajas.

    Los créditos comerciales tienen numerosos beneficios que nos llevan a considerarlos como parte de nuestra estrategia comercial. Además, los créditos comerciales son una de las formas más eficaces de obtener financiación para las pequeñas empresas.

    • Facilitan la satisfacción de las necesidades de capital a corto plazo.
    • Como no son inversiones de alto riesgo, tienen tipos de interés muy bajos.
    • Son útiles para gastos imprevistos y situaciones que requieren una gran suma de dinero de inmediato.

    Desventajas de los préstamos comerciales

    Aunque este tipo de créditos nos benefician, tienen, como todo, inconvenientes. Por ello, vamos a ver algunos de ellos.

    • Los tipos de interés pueden ser caros si seleccionamos el prestamista equivocado. Para evitarlo, debemos elegir cuidadosamente a las personas que van a solicitar este tipo de préstamo.
    • No es la mejor opción para las empresas con problemas financieros, ya que no hará más que aumentar una deuda ya existente que no se puede pagar.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Usamos Cookies en la web cancelar